Semanario REGION®

Del 20 al 25 de Noviembre de 2015 - Año 25 - Nº 1.204 - R.N.P.I. Nº 359581

La Importancia de los Feriados para el Turismo Interno

Foto


En nuestro país el Turismo Interno es un potente redistribuidor de los recursos económicos desde las grandes ciudades hacia las economías regionales, genera empleo, inclusión y permite revalorizar nuestra identidad nacional.
Gracias a un avance progresivo y certero durante los últimos 12 años se han consumado grandes logros que beneficiaron el fortalecimiento del sector turístico. En este período, todos los actores vinculados a la actividad trabajaron mancomunadamente para que hoy podamos afirmar fehacientemente que cuando un turista elije un destino Argentino, crecemos todos.
En los últimos años una serie de políticas, entre las que se destacan la Ley Nacional de Turismo, la recuperación de la aerolínea de bandera y el ordenamiento de feriados, permitieron que el turismo se afiance como uno de los sectores económicos más importantes de nuestro país, generando más de 1.1 millón de puestos de trabajo, lo que representa el 5,4% del empleo total de Argentina.

Estas medidas jerarquizan la actividad y no hacen más que reafirmar la premisa que hace más de doce años reclamaba el sector: que el turismo se convirtiera en política de estado.
Desde el 2003 el turismo interno creció un 64%. El movimiento interno domina la actividad turística nacional: 9 de cada 10 viajes que realizan los argentinos, se hacen dentro del país lo que convierte al consumo turístico en el motor de desarrollo sustentable de las economías regionales.

El tan esperado Ordenamiento de Feriados se concretó en el año 2010 a partir de la sanción del Decreto 1585, la previsión de viajes permitió incrementar aún más el flujo turístico interno. Desde su promulgación la llegada de turistas a los destinos nacionales durante los feriados se incrementó en un 189%. Sólo en 2014, 11.7 millones de visitantes se movilizaron durante los fines de semana largo del año.


El movimiento de los propios argentinos dentro del territorio nacional aporta una redistribución equilibrada y sostenida del gasto turístico en todo el país. Del gasto total del turismo nacional el 95% se distribuye entre todas las provincias argentinas. Este equilibrio se rompe en el caso del turismo receptivo, en el cual del gasto total sólo un 39% se distribuye entre las provincias, concentrándose el 60% restante únicamente en la Ciudad de Buenos Aires.
Además de ordenar de manera eficiente los feriados, la norma restableció los feriados de Carnaval (suspendidos por la dictadura) y creó el feriado del 20 de noviembre con el objetivo de reivindicar la soberanía nacional; de este modo el turismo también aporta a la identidad y la soberanía de un pueblo sobre su territorio y su cultura.
Hoy el turismo es Política de Estado, y el ordenamiento de Feriados es sólo un eslabón más dentro de una cadena de acciones que permiten alcanzar múltiples efectos positivos: empleos sustentables, dinamización de las economías regionales, distribución territorial de los beneficios; y lo más importante: un crecimiento federal, equilibrado e inclusivo de todos los habitantes argentinos.

Datos Feriados Largos
- Desde el Decreto de Ordenamiento de Feriados, el movimiento turístico aumentó un 189%
- El Decreto permitió ordenar de manera más eficiente los feriados y agregar los feriados de Carnaval (que fueron suspendidos por la dictadura); el feriado del 20 de noviembre y dos feriados puente anuales.
- 11,7 millones de visitantes se movilizaron durante los fines de semana largo del año 2014
- El turismo genera 1.1 millón de puestos de trabajo, representa un 5.4% del empleo total del país.

Fuente: Ministerio de Turismo de la Nación.


Bookmark and Share