Semanario REGION®

Del 8 al 14 de Mayo de 2015 - Año 25 - Nº 1.177 - R.N.P.I. Nº 359581

Medidas preventivas ante las cenizas volcánicas

Foto

Las cenizas volcánicas llegaron a La Pampa. La evidencia más marcada fue la decisión de Aerolíneas Argentinas de no operar en el aeropuerto Santa Rosa debido a que el Servicio Meteorológico Nacional detectó “ceniza en suspensión” en el cielo pampeano. Por esta razón, ya se han cancelado varios vuelos.

Tras el alerta roja emitida varios días atrás por el gobierno chileno a partir de la entrada en erupción del volcán Calbuco en ese país, distante a unos 100 km de Bariloche, el Ministerio de Salud de La Pampa aconsejó una serie de medidas preventivas para evitar daños en la salud.

 

¿Qué hacer durante la lluvia de cenizas?
Las cenizas expulsadas por un volcán, que son abrasivas y a veces corrosivas, presentan el aspecto de polvo fino, arena o pequeñas piedras más cerca del volcán. Pueden provocar síntomas respiratorios agudos como irritación y secreción nasal, irritación y dolor de garganta, irritación de las vías respiratorias en personas con asma o bronquitis; síntomas oftalmológicos como conjuntivitis y abrasiones de la córnea, entre otros, e irritación de la piel como dermatitis y alergias.
Si la lluvia de cenizas es abundante, permanezca en su casa y esté atento a las recomendaciones que las autoridades difundan a través de los medios de comunicación.
En el caso de estar al aire libre busque refugio en un lugar cerrado. Si no encuentra refugio, use un pañuelo húmedo para respirar y proteja sus ojos lo mejor posible.
Si estuvo en contacto con cenizas y sufre de irritación en los ojos, lávelos con abundante agua.
Los pobladores de las zonas donde se detecte presencia de cenizas deben permanecer en el interior de las viviendas o instituciones. Es necesario evitar la acumulación de cenizas en su hogar: en lo posible use aspiradora o trapo húmedo en lugar de barrer. Para disminuir el ingreso de cenizas a través de las aberturas, rendijas o marcos, verifique que estén bien cerradas y coloque trapos húmedos.
Si se encuentra fuera de su casa, acuda a un lugar cerrado. Es importante evitar que la piel entre en contacto con las cenizas y para ello debe utilizarse una vestimenta adecuada, es decir mangas largas, guantes, botas y gorros o sombreros.
Si tiene mascotas, manténgalas en el interior de su domicilio.
Proteja de las cenizas los tanques o contenedores de agua y evite taponamientos en las cañerías.
Mantenga limpios desagües y canaletas. Evite la acumulación en los techos: conviene que la capa de ceniza no llegue a 10 cm de espesor. Tenga mucho cuidado al limpiarlos, proteja sus ojos y use barbijo o pañuelo húmedo. Una capa de ceniza de 2,5 cm de espesor puede pesar de 25 a 50 kg/m2 y estando mojada por lluvia puede superar los 70 kg/m2.

Atención en las rutas
La lluvia de cenizas, que puede prolongarse durante varias horas, puede también bloquear caminos y rutas y reducir la visibilidad. Por ello debe conducirse con suma precaución si las rutas son transitables, aunque lo aconsejable es evitar los viajes. Por otro lado, la lluvia de cenizas produce una niebla que reduce la visibilidad, aumentando el riesgo de accidentes vehiculares.


Bookmark and Share