REGION - La Pampa
Semanario REGION
Del 13 al 19 de Marzo de 2015 - Año 25 - Nº 1.169
R.N.P.I. Nº 359581

Redacción: Urquiza 640 - Tel 02954387800 rotativa
(L6300EAN) Santa Rosa - Provincia de La Pampa - Patagonia Argentina
Director: Gerardo Yanes
  
Una preocupación que nos involucra a todos: la seguridad en hogares y vehículos

En la última década la seguridad pública se ha transformado en una de las más importantes preocupaciones para la ciudadanía argentina y fuente de una de las principales demandas sociales dirigidas al Estado. Entonces nos pasa que cuando hablamos de Seguridad, la razón es porque no hay una fecha -que sepamos-, que sea reconocida como el “Día de la Inseguridad”, el verdadero problema.
Nuestro país atraviesa un proceso en el que confluyen incrementos en los índices delictivos, en la conflictividad social y en el temor ciudadano. La inseguridad tiene una relevancia social indiscutible dado que es percibida por la ciudadanía como la principal preocupación y ya no es un flagelo solo de los “grandes ámbitos ciudadanos”, la padecemos hasta en los pueblos más chicos, lamentablemente.

EN EL HOGAR
Ningún domicilio está a salvo de ser víctima de la inseguridad, porque los amigos de lo ajeno no muestran ningún tipo de preferencias. Simplemente, observan el entorno y entran en cualquier hogar con apariencia de que no haya nadie en ese momento, aunque en muchos casos, se juegan hasta en los que hay gente, con resultados lamentables para las víctimas.
La seguridad en las viviendas ya se ha convertido en nuestro país en un tema de gran peso influyendo hasta en el mercado inmobiliario. La seguridad es un condicionante cada vez más determinante en el planteamiento de cualquier proyecto urbanístico, o en el alquiler o compra de un inmueble...


La instalación de sensores infrarrojos de movimiento, microcámaras de vigilancia y otros pequeños dispositivos, se incrementan en todos los hogares sin distinción, convergiendo en la clásica centralita con código de seguridad que el usuario debe recordar.

Las demandas y exigencias actuales estan ligadas a la tecnología material y electrónica, el término casas inteligentes cada vez se hace más accesible, pero también están vigentes los métodos más tradicionales, sencillos y primarios para garantizar la seguridad de las viviendas. Al respecto, el personal policial asegura que el principal modus operandi de los ladrones sigue siendo el apalancamiento de puertas y ventanas carentes de medidas óptimas de seguridad, o bien el acceso mediante la técnica de escalado por tapiales bajos y terrazas accesibles.

Medidas preventivas
Como no todo el mundo puede vivir en urbanizaciones protegidas por guardas privados, circuitos de cámaras de televisión y accesos restringidos, es conveniente blindar los focos de inseguridad más frágiles de la casa.
Instalar rejas en las ventanas y colocar puertas blindadas o con doble cerradura para protegerse de los “revientapuertas”, no sería un gasto sino una inversión. Medidas preventivas que, para garantizar la plena seguridad del hogar, los expertos recomiendan que vayan siempre acompañadas y complementadas con medidas disuasorias.

Medidas disuasorias
Los profesionales en seguridad coinciden a la hora de afirmar que un sistema de alarma representa el mejor y más rentable método disuasorio contra los amigos de lo ajeno. Respecto a la clientela de este tipo de servicios, hoy se ha popularizado y por esta razón, el número de alarmas de seguridad ha aumentado de forma espectacular, tanto en locales comerciales como en viviendas, siendo en estas últimas donde más se está incrementando la instalación de los nuevos dispositivos de protección.
Los sistemas consisten en sensores infrarrojos de movimiento, microcámaras de vigilancia y otros pequeños dispositivos que van conectados a una centralita inteligente que evalúa la situación de riesgo y avisa al propietario del inmueble o a un centro de seguridad que despliega otros modelos de vigilancia. Todo ello, para contrarrestar la astucia y puesta al día de unos ladrones que cada día ‘trabajan’ con métodos más sofisticados. Los productos ofertados por las compañías de seguridad se adaptan a las peculiaridades de cada vivienda. Los paquetes estándar incluyen dos o tres detectores de movimiento (intercambiables por detectores de roturas de puertas o cristales), sirena, cartel exterior, conexión a una central receptora conectada con la Policía y hasta hay equipos anticorte telefónico que emite señales vía radio (remitiendo mensajes similares a los de un teléfono móvil). La mayor parte de estos productos incluye servicios adicionales como el de asistencia inmediata, en el que un vigilante se presentará en su domicilio, previa comunicación a la policía, una vez que salte la señal de alarma.

Medidas de seguridad pasiva
No obstante, estas medidas de seguridad activa, tal y como recomiendan los mandos policiales, se deben complementar con acciones de seguridad pasiva. Todo lo que transmita a la vivienda la apariencia de estar habitada será un seguro de prudencia muy eficaz. Simular que la casa está habitada puede ser el mejor golpe de efecto para disuadir a los delincuentes en períodos de ausencia prolongada. No bajar del todo una persiana inaccesible, dejar ropa tendida, evitar que se acumule el correo, mantener el timbre conectado o instalar un temporizador que enciende aleatoriamente electrodomésticos o luces, aparecen como los métodos más efectivos para ahuyentar a los ladrones.
Es menester que, antes de salir de vacaciones, también compruebe la cobertura del seguro de su hogar y tome las medidas pertinentes para evitar que su casa sea objetivo de los ladrones. No estaría de más realizar un inventario de las pertenencias más valiosas, para facilitar su recuperación.

Pólizas de seguros
La mayoría de las pólizas cubren los daños producidos en el inmueble debido a siniestros y la responsabilidad civil derivada de los desperfectos a la propiedad ajena. Esta cobertura puede ampliarse, asegurando los objetos personales contra accidentes, robos, hurtos, etcétera. Las prestaciones se adaptan a la situación personal y a la tipología de la casa, aunque las compañías ofrecen descuentos si se dispone de medidas de seguridad en la vivienda, como alarmas, cajas fuertes, etc.

EN LOS VEHÍCULOS
También los autos y en especial los rodados menores como motos y bicicletas corren peligro ante los ladrones, con el agregado en este caso, de las grandes pérdidas (materiales y humanas), provenientes de otra nefasta cara de este drama diario, que es la Inseguridad en el Tránsito.

Seguridad Activa
Los elementos que hacen parte de la seguridad activa del vehículo son los encargados de mantener el control del mismo y realizar adecuadamente las acciones que realiza el conductor con el fin de evitar accidentes de tránsito. Entre ellos se encuentran: los Frenos, Llantas, Suspensión, Dirección, Iluminacióny no menos importante la Climatización, porque regula la temperatura en el interior del automóvil. Es un elemento de seguridad activa porque garantiza la atención en el ejercicio de la conducción al evitar la fatiga en el conductor (cuando la temperatura interior es 5 grados más caliente que el exterior es muy probable que se produzca estos efectos en quien conduce el vehículo).


Al comprar un vehículo, las medidas de seguridad pasiva son las de mayor importancia.

Seguridad Pasiva
Los elementos involucrados en la Seguridad Pasiva de un vehículo tienen una función fundamental para la seguridad del conductor y los pasajeros que viajan en él: amortiguar los posibles daños ocurridos en el accidente de tránsito y minimizar el impacto y consecuencias del mismo. Para ello, se han creado una serie de objetos diseñados para que, ocurrido el accidente de tránsito, se proteja la vida y la integridad de las personas que viajan en él. Estos son a grandes razgos: los Airbags, Cinturones de Seguridad, Apoyacabezas y fundamentalmente el Diseño de la carrocería y chasis. Por medio del diseño de los puntos fusibles se puede tener una deformación programada al momento de un impacto para que la energía no se transmita al interior del habitáculo del vehículo evitando lesiones graves en conductor y pasajeros.


Las alarmas vehiculares cumplen una gran función hoy en día, para minimizar las posibilidades de robo. Pero los vehículos, al desplazarse, traen aparejado otro gran riesgo que es la inseguridad vial, ante la cual hay que protegerse con otras medidas.

Seguridad Preventiva
Para lograr que nuestro vehículo cuente con las herramientas necesarias para garantizar la seguridad al conducir, es necesario realizar un mantenimiento preventivo. Para eso, la recomendación es llevar el vehículo a un centro especializado para que allí realicen los controles más básicos como alineación y balanceo, estado del desgaste de los neumáticos, estado de los frenos, de la dirección, revisar el sistema eléctrico y la iluminación. Los elementos de seguridad pasiva se revisan a través de señales de testigos electrónicos en el tablero del vehículo. Hay que revisar en el manual del propietario cómo chequear estos sistemas y cada vez que uno sienta ruidos extraños o un funcionamiento anormal de estos sistemas, hay que dirigirse a un centro especializado de servicios y consultar con un experto en el tema.

Pólizas de seguros
El seguro obligatorio en nuestro país es el de “responsabilidad civil”, que cubre los daños que puede producir nuestro vehículo a otro auto, persona o cosa. En este seguro está considerado los riesgos de muerte, gastos médicos, hospitalarios y/o daños personales, a pagarle al tercero involucrado, con un monto máximo que varía de acuerdo al evento y vigencia del seguro. También cubre los daños materiales para el tercero involucrado hasta un tope máximo.
Ahora bien, si TODOS los vehículos que circulan en Argentina estuvieran debidamente asegurados, podríamos estar tranquilos, pero no sucede así y aunque parezca increíble, en muchos accidentes -especialmente donde se involucran vehículos en mal estado o de áreas rurales-, nos encontramos con que hay gente que circula sin este requisito obligatorio y si nos toca a nosotros ser el tercero, es decir, la víctima, quedamos desamparados, a no ser que como resguardo, contratemos un seguro que nos cubra nuestros propios daños parciales (un “todo riesgo”), ya que los “totales” -con cláusulas que hay que observar detenidamente- generalmente están incluidos.
Es una opción cara, que pocos la contratan, pero significa una gran tranquilidad.

Bookmark and Share

<<Buscar notas relacionadas dentro de www.region.com.ar
<<Volver a la página anterior
<<Volver al inicio

 
 
 
 
 
 
Guía REGION de La Pampa - Semanario REGION - Mapa REGION de La Pampa
Guíaplano REGION de La Pampa - Guías de Servicios REGION - Hojas de Rutas REGION
Suplementos - Impresión de diarios y revistas - CD-ROMs - Software - Publicidad

www.region.com.ar - Copyright © REGION® Empresa Periodística. Todos los derechos reservados
Redacción, Administración y Publicidad: Urquiza 640 (L6300EAN) Santa Rosa - La Pampa - Patagonia Argentina
Telefax: DDI 542954 DDN 02954387800 rotativa - E-mail: click aquí