Semanario REGION®

Del 18 al 23 de Diciembre de 2015 - Año 25 - Nº 1.208 - R.N.P.I. Nº 359581

Un Gurí que se hizo grande con Ford

Foto

El entrerriano Omar Martínez (Ford) festejó el domingo pasado su segundo título de Turismo Carretera tras imponerse de manera contundente en la última final de la Copa de Oro y de la temporada, disputada ante una multitud en el autódromo “Roberto Mouras” de La Plata.
El experimentado “Gurí”, nacido en Rosario del Tala y campeón de TC en 2004, con casi 50 años cumplidos ganó una carrera que hizo delirar a la multidud de fans de la marca del óvalo, superando nada menos que a los chivos, rivales de toda la vida.

Trabajo en equipo
El Gurí Martinez largó en la primera fila de la largada de la carrera decisiva junto a su coterráneo Mariano Werner (Ford), vencedor de la serie más veloz y quien le facilitó la tarea en el inicio al oponerle poca resistencia para que Martínez tomara el liderazgo de la competencia.
Con Werner conteniendo desde la posición de escolta a Guillermo Ortelli (Chevrolet), su principal rival en la disputa por la corona -tras la inesperada baja performance de Matías Rossi-, Martínez se dedicó a sacar la mayor luz posible en la delantera.

El honor de la marca
El sobrepaso de Ortelli a Werner con una decena de giros cumplidos y después de varios amagos, redujo a casi nada la brecha entre líder y escolta, aunque en el campeonato la diferencia en favor del entrerriano era holgada.
“Si no lo podés aguantar dejalo que pase, seguimos teniendo una diferencia importante de puntos todavía”, le avisaron por radio al “Gurí”, que en una lucha de experimentados y referentes de sus respectivas marcas supo y pudo mantener la calma para sostenerse en la punta de la competencia hasta el final y así obtener su cuarto triunfo de la temporada.
Lo hizo incluso desconociendo aquella sugerencia, al ensayar una férrea resistencia ante los intentos Ortelli en las dos vueltas finales, tapándole los huecos, impidiéndole completar un sobrepaso que de todas formas no hubiera frenado la consagración del “Gurí”.

Foto

La emoción
“Todavía no he caído porque hacía mucho que no tenía esta posibilidad. Se dio que el rival directo, que era Rossi, no tuvo un buen sábado y hoy no tuvo una buena serie, y nosotros teníamos un buen auto. No me quería desconcentrar y todos me respetaron. Mariano (Werner), el ‘Guille” (Ortelli) cuando me alcanzó. Después traté de aguantarlo”, alcanzó a decir el “Gurí” con la voz entrecortada, tras obtener su octavo título en el automovilismo nacional. Una nueva consagración de uno de los pilotos más respetados, talentosos y vigentes del automovilismo argentino.

Mala suerte
Matías Rossi, quien se mostró derrotado desde el sábado en la clasificación, pudo recuperar apenas dos posiciones en la final tras largar décimo octavo en un circuito poco propenso para las superaciones, y a punto estuvo incluso de ceder la segunda colocación de la Copa de Oro.


Bookmark and Share